Lunes 27 de Mayo de 2024

PROVINCIALES

25 de abril de 2024

Dengue: la primera muerte en el país por coinfección se produjo en el Chaco

.

El Chaco se convirtió, tristemente, en la primera provincia del país en la que se pudo confirmar, oficialmente, que una persona falleció como resultado de una coinfección de dengue, es decir una infección provocada por al menos dos serotipos diferentes de la enfermedad.

La permanencia en el tiempo de la enfermedad instala riesgos que hasta ahora no eran tan visibles. A la par, las acciones oficiales en todos los niveles no muestran fuerza suficiente.

El paciente fue un hombre joven, de 37 años. Su caso acentúa el temor por el impacto que puede tener la epidemia en el país ahora y en los años siguientes.

Si bien la coinfección, en el caso del dengue, se puede producir si el mosquito (el vector transmisor de la enfermedad) pica a una persona siendo el insecto portador de dos serotipos diferentes, lo que los especialistas creen es que lo que ocurrió es que el hombre fue picado en momentos diferentes por dos mosquitos que llevaban cada uno un serotipo distinto.

PÉSIMA NOTICIA

Lo ocurrido fue analizado por el médico Oscar Atienza, una de las voces más respetadas en el país en materia de dengue, quien dijo que en el caso del chaqueño fallecido "lo más probable es que haya sido picado por dos mosquitos con cepas distintas. Es una posibilidad muy cierta y que se debe estar dando con mucha frecuencia en la Argentina. Pasa que es muy poca tipificación de serotipos la que se hace. Hay dos situaciones posibles, que un mosquito pique a una persona con dos serotipos distintos o que la persona sea picada por dos mosquitos con diferentes serotipos", dijo.

"Hoy el diagnóstico se hace más por una cuestión clínica que de laboratorio. Hoy si una persona viene con una sintomatología típica de dengue, que ya la conocemos, se hace el diagnóstico y no hace falta pedir el test. Excepcionalmente se pide el test, y cuando se hace la tipificación se encuentran con estas sorpresas, pero creo que la coinfección debe ser una situación mucho más común que lo que estamos detectando", insistió, en declaraciones a Radio nacional.

El especialista dijo que esto "se da en otra enfermedades también, como enfermedades bacterianas de la garganta, cuadros gripales tanto de gripe A como B y covid, en combinación con el dengue porque el dengue baja los glóbulos blancos y son la primera barrera ante otras infecciones. Al estar bajos, esas otras infecciones progresan sin impedimentos".

El médico dijo que eso se nota también en infecciones urinarias, diarreas. "Hay muchísimas coinfecciones, así que no es descabellado que debemos tener muchos casos de coinfecciones entre serotipos de dengue, sobre todo entre el 1 y el 2, que son los que más circulan", marcó el médico en sus declaraciones a la emisora radial.

Atienza reiteró que "no hay que descartar coinfección" en los casos nuevos, sobre todo mientras no descienda fuertemente la curva de contagios de dengue. "A mediados o fines de mayo el dengue va a descender y van a aparecer las otras enfermedades estacionales, como la gripe A, gripe B y covid, que van a tener un aumento. Entonces podemos tener síntomas particulares de cada una de las enfermedades", advirtió.

"Por ejemplo, podemos tener en forma frecuente la infección de vías respiratorias altas, moco, congestión, dolor de cabeza, que habla más de una infección de tipo gripal, pero si aparece sarpullido en la piel con un dolor articular muy fuerte, puedo pensar en dengue, y si en una persona tengo ambas, podemos pensar en que están las dos enfermedades", explicó.

EL TEMOR MAYOR

Desde el primer brote importante de dengue en la región, unos quince años atrás, la coinfección fue un riesgo cierto y temible que asomó en el horizonte. Pero aquella ola de casos se atenuó fuertemente luego y reapareció con mucha más potencia el año pasado y más aún en este 2024.

¿Cuál es la consecuencia más temida de que la enfermedad lleve tanto tiempo presente? Que muchas personas están empezando a infectarse por segunda vez, y esto será cada vez más frecuente y común si no se controla el avance de la epidemia. Si la nueva infección es con un serotipo diferente al de la anterior, el impacto es más grave y puede incluso tener un desenlace fatal.

De qué se trata y cuál fue el primer caso detectado en el mundo

En la temporada en curso, en la Argentina se ha identificado, hasta el momento, que se encuentran circulando tres serotipos del patógeno. Predomina el serotipo DEN-2, seguido del DEN-1. Entre ambos concentran más del 99,9% de los casos confirmados. Hubo algunos casos de personas con el serotipo del dengue DEN-3. El hombre que murió en el Chaco por coinfección tenía los 1 y 2.

Javier Farina, médico infectólogo y miembro de la comisión Infecciones asociadas al cuidado de la salud de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), comentó: "Las coinfecciones son infrecuentes, pero aumentan su incidencia cuando hay amplia circulación de diferentes serotipos en simultáneo, como ha estado ocurriendo en este brote epidémico en el país".

La doctora Cristina Freuler, médica infectóloga y jefa del Departamento de Medicina Interna del Hospital Alemán de Buenos Aires, explicó que la coinfección se puede producir porque la hembra de mosquito que picó a la persona estaba infectado con 2 serotipos. O también porque la misma persona fue picada por 2 mosquitos que tenían serotipos diferentes en un lapso corto de tiempo. "Cualquiera de las dos opciones pueden generar una coinfección. Vale aclarar que no toda coinfección significa un cuadro grave de dengue", señaló la especialista. En el mundo, el primer reporte de una coinfección o superinfección con múltiples serotipos del dengue en un solo paciente se dio en Puerto Rico en 1982.

Los graves riesgos de automedicarse: el poco conocido caso del paracetamol

El doctor Oscar Atienza aconsejó evitar cualquier tipo de automedicación. "Se recomienda mucho el paracetamol, por ejemplo, para la fiebre. La gente toma el paracetamol como si fuera un tratamiento para el dengue, y es solo para bajar la fiebre si no la puedo bajar por otro mecanismo. El paracetamol es hepatotóxico, y es la primera causa de trasplante de hígado en los Estados Unidos, el hígado en caso del dengue está afectado. Hay un cuadro hepático. Y otros antipiréticos, como el ibuprofeno están contraindicados en el dengue".

En los casos de dengue, la fiebre debería ser atacada primero por vías no medicamentosas.

"Por eso es importante no automedicarse y consultar siempre. La fiebre se puede bajar mejor por otros mecanismos más naturales, y no recargar al hígado que está ya sufriendo por el dengue", indicó.

 

Fuente: Diarionorte.com



COMPARTIR: