Viernes 24 de Mayo de 2024

NACIONALES

7 de abril de 2024

Condena contra un influencer libertario por hostigamiento digital

.

Un juzgado de la Ciudad de Buenos Aires condenó la violencia ejercida contra una mujer trans. Sienta precedente en la lucha contra los discursos de odio. 

La jueza Paula Núñez Gélvez ha condenado al influencer ultraderechista Manuel Jorge Gorostiaga por "hostigamiento digital". Gorostiaga, quien cuenta con millones de seguidores y es cercano a altos funcionarios del gobierno libertario, ha destacado en su cuenta por reiteradas publicaciones que revelan misoginia, negacionismo y odio hacia la comunidad LGBT.

  Gorostiaga ha sido presentador en varios actos de Javier Milei durante su campaña para diputado nacional y en 2023 viralizó una publicación en la que ridiculizaba y humillaba a una persona trans, difundiendo este mensaje el 31 de marzo, Día de la Visibilidad Trans. La víctima lo denunció.

  En 2021, Patricia Bullrich había elogiado a Gorostiaga como "parte de un grupo de jóvenes con una enorme vocación de transformación" y durante el juicio afirmó que él solo ejercía su derecho a la libertad de expresión.

   Sin embargo, la Justicia determinó lo contrario, estableciendo que la libertad de expresión no justifica la discriminación ni negar la identidad de una persona.

   La sentencia de la jueza Núñez Gélvez condena a Gorostiaga a pagar una multa en efectivo y le prohíbe mencionar a la denunciante en cualquiera de sus redes. Este fallo marca un precedente al ser la primera sentencia que condena la discriminación en entornos digitales, según destacó el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

   En sus fundamentos, la jueza señaló que la acción del condenado negaba el derecho de la afectada, que no es una figura pública, a "vivir una vida digna", deteriorando incluso su posibilidad de salir a la calle sin ser violentada.

   El posteo de odio de Gorostiaga adjuntaba un posteo original de la denunciante con una foto de ella. Aunque luego lo eliminó, fue visto 264 mil veces, recibió unos 4 mil "me gusta" y más de 70 comentarios, algunos de ellos amenazando a la denunciante con golpizas o disparos. Basándose en esto, la jueza calificó ese posteo de Twitter como "violencia psicológica y simbólica".



COMPARTIR: