Domingo 16 de Junio de 2024

NACIONALES

30 de enero de 2024

Incertidumbre: Gobernadores pidieron coparticipar el Impuesto PAIS pero Nación lo frena y tensa el debate

Gobernadores y diputados del PRO, UCR y Hacemos se reunieron con Francos y, desde sus órbitas, trascendió que hubo acuerdo para ser compensados por la quita de Ganancias.

La negociación con los gobernadores de la oposición aliada está en vilo por un tuit del Presidente y la palabra oficial se muestra cada vez más devaluada en e forcejeo pot la Ley Ómnibus.

En el Consejo Federal de Inversiones, los representantes del “opo-oficialismo” consiguieron el compromiso del ministro del Interior de coparticipar el 30 por ciento del impuesto PAÍS, que hasta ahora administra Nación y lo manejan las organizaciones sociales mediante el Renabap. Horas después, Milei lo descartó, y Francos quedó en off side, mientras la Cámara de Diputados está convocada para sesionar mañana.

Luego de anunciar que la sesión en Diputados para tratar la Ley Ómnibus se realizará el miércoles, el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, se reunieron en el Consejo Federal de Inversiones con un grupo de gobernadores del PRO, la UCR, con Martín Llaryora de Córdoba, también con representantes de los gobernadores peronistas de Tucumán y de Catamarca y con los presidentes de los bloques de la UCR, Rodrigo De Loredo, de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto y de Innovación Federal, Pamela Calletti, entre otros diputados.

Allí, los gobernadores pidieron que el 30 por ciento del Impuesto País, que ahora administra Nación y lo manejan las organizaciones sociales mediante el Renabap, pase a ser controlado por las provincias. Habrían tenido el visto bueno de Francos y eso encaminaba la negociación. Sin embargo, menos de dos horas después del encuentro, desde la cuenta oficial del Presidente en X salieron a decir que: “El Impuesto PAIS y el resto del paquete fiscal, anteriormente incluido en la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, se discutirá más adelante”.

La idea sería que este martes desde el Ejecutivo pasen “una propuesta” para modificar cómo se asigna el 30 por ciento del Impuesto PAIS que no se asigna a Anses ni a Pami. Y, según comentaban desde Casa Rosada, se evaluarán opciones, pero la idea sería “no modificar el carácter no coparticipable del impuesto”. Las idas y vueltas demuestran que las negociaciones, a un día de la sesión, todavía no están cerradas ni saldadas, pero girarían, entre otros, en torno a esos ejes.

El gobierno, durante la reunión con los gobernadores, se mostró obsesionado con una cosa en particular: las privatizaciones. Ese capítulo no está confirmado que salga por requisitos que están poniendo los distintos bloques – sobre todo la UCR y HCF – y se espera que el miércoles, en el recinto, la pelea en ese tema se dé voto a voto. El martes seguirán las negociaciones.

El nuevo borrador del proyecto de ley que el Gobierno nacional envió el domingo por la noche a los bloques amigables ya estaba sin el capítulo fiscal, tal como prometió el ministro de Economía, Luis Caputo. Sin embargo, los legisladores notaron que no se había eliminado por completo ese tema porque subsistía la parte de impuestos internos, transparencia fiscal y otras medidas fiscales como la asignación específica del Impuesto País.

El Impuesto PAIS se creó durante la presidencia de Alberto Fernández por la Ley 27541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Se sancionó el 23 de diciembre de 2019, fue reglamentado el 27 de diciembre de ese año por el Decreto 99/2019 y contemplaba cinco ejercicios. El problema en puerta es el vencimiento. Desde el gobierno argumentaban que el objetivo de dejarlo en la ley era porque no se trataba de algo fiscal sino jurídico, necesitaban renovarlo porque, además, actualmente es un gran foco de financiación del gobierno nacional.
Los gobernadores le dijeron que le habilitarían que ese tema se contemple en la ley, pero pidieron que esa plata se reparta. Francos se llevó el planteo, y habría dado el visto bueno, pero eso se puso en duda menos de dos horas después cuando desde presidencia salieron a desmentir que la idea sea coparticipar esa parte del impuesto.

Actualmente el 70 por ciento del Impuesto PAIS lo maneja la Nación y el 30 por ciento también el gobierno nacional, pero es asignado al Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) que controlan los movimientos sociales. Lo que pidieron los gobernadores es que ese 30 por ciento, que va al Renabap, empiece a ir directo a coparticipación para que lo manejen las provincias. Con esa idea salieron los gobernadores del encuentro, pero sin certezas ni confirmaciones.

“Ese fue el planteo de frente. No desaparece la plata que llega a lo social, a las misiones y funciones del Renabap, sino que en vez de administrarlo la Nación lo administran las provincias”, argumentaban algunos de los presentes en el encuentro. Aunque aclaraban que, si bien “se supone que las provincias lo van a administrar con el mismo destino”, no va a haber un papel que diga específicamente a qué tienen que destinar el dinero. “Hay compromiso de que vaya a las obras a través de provincias”, explicó otro gobernador.

“Eso les dará más liquidez a las provincias para poder moverse”, agregaban algunos y puntualizaban que “ahora hay que ver cómo se escribe e instrumenta, pero el acuerdo político es ése”. El monto del impuesto PAIS es altísimo porque el gobierno en diciembre de 2023 lo subió diez puntos y, además, con cada devaluación que implemente el gobierno el número irá aumentando. Eso compensaría el agujero que generó en las cuentas provinciales la eliminación del impuesto a las ganancias.

“Habemus ley”, decían los que salían del encuentro. Algunos gobernadores agregaban con un poco más de cautela: “es más que positiva la reunión”. Horas después el clima había cambiado y las negociaciones seguían calientes.

Toda la charla en el CFI giró sobre ese tema. Los gobernadores decían que no podían seguir dialogando si no se destrababa ese punto. El gobierno exigía las privatizaciones. En esa área, sin embargo, hay peleas. “Van a tener que hacer política, juntar los votos y ver cómo se escribe y con qué mecanismo”, argumentaban algunos legisladores después del encuentro. YPF, tal como dice el dictamen de mayoría, quedaría fuera de la privatización. Dentro de la oposición amigable hay distintas posturas.

El Pro, por ejemplo, está dispuesto a acompañar a LLA en su afán privatizador sin cuestionamientos. En Hacemos Coalición Federal algunos piden que las privatizaciones pasen por la comisión bicamental y que luego haya un control de los pliegos y otros, centralmente dentro de la UCR quieren que las privatizaciones pasen empresa por empresa por el Congreso. “Hasta el momento entendería que privatizaciones no lo tienen. Es una lotería porque adentro de los bloques tampoco hay posturas unificadas”, graficaba uno de los presentes.

Otro eje problemático era el de Biodiesel. Según comentó uno de los gobernadores, en ese tema “estamos muy cerca de llegar a un acuerdo”. Este lunes hubo una reunión de los ministros provinciales con las autoridades nacionales y dicen que la redacción está “casi cerrada”. El martes seguirán trabajando ese punto que, según comentan algunos gobernadores, “era una traba fuerte”. Además de privatizaciones tampoco se sabe si saldrá el artículo vinculado a la pesca que tiene “una redacción ambigua”. “Hay muchos que no van a salir”, aclaran desde la oposición amigable. En hidrocarburos, por último, hay algunos puntos en discusión, pero dicen que “en general avanza”.

En la reunión estuvieron el gobernador de Chaco, Leandro Zdero; de Chubut, Ignacio Torres; el de Córdoba, Martín Llaryora; el de Entre Ríos, Rogelio Frigerio; el de San Juan, Marcelo Orregosa; el de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, el Jefe de Gobierno de CABA, Jorge Macri, el vicegobernador de Catamarca, Ruben Dusso; el presidente subrogante de Tucumán, Sergio Mansilla y diputados nacionales como Nicolás Massot; Emilio Monzó; Diego Santilli y Ricardo López Murphi, entre otros.

 

Página 12



COMPARTIR: