Jueves 22 de Febrero de 2024

18 de mayo de 2021

El presidente de la Sociedad Rural del Chaco indicó que la suspensión de las exportaciones "no genera el efecto deseado"

Apuntó a un problema "macroeconómico" vinculado al tipo de cambio, emisión monetaria y presión tributaria como base del aumento generalizado de precios y destacó que "el poder adquisitivo de la gente no da abasto".

Tras la decisión del Gobierno Nacional de suspender por 30 días la exportación de carne, y  la respuesta de la Mesa de Enlace con un "cese de comercialización" por una semana a partir de este jueves, el presidente de la Sociedad Rural del Chaco, Marcelo Repetto aseguró que "uno nunca quiere llegar a estas situaciones pero la verdad es que vemos cómo se siguen tomando estas medidas inconducentes que no generan el efecto deseado". 

El ex ministro de Producción del Chaco consideró que el precio de la carne "no se modifica" interviniendo el mercado de exportación, ya que el 80% de lo que se produce en el país se vuelca al mercado interno y sólo el 20% restante se exporta. A la vez, de ese 20%, un 7% es específicamente destinado a la Unión Europea y el resto se viene consolidando de a poco a partir del mercado chino, pero con vacas, manufacturas o conservas que no se consumen en el país. El aporte a la exportación de la provincia del Chaco se ubica en torno a las 70.000 cabezas de ganado que, sin embargo, no se faenan fronteras adentro por falta frigoríficos acordes. "El Gobierno Nacional debe dejar los dogmas, ponerse más pragmático y buscar soluciones de manera consensuada", sentenció.

Efectos no deseados

"Realmente, son medidas que no generan el efecto deseado pero resienten la cadena, la relación con el sector y generan malestar en la sociedad: hoy todo va aumentando, desde los combustibles, el paquete de yerba, y todos los productos", reflexionó en declaraciones a Radio Provincia. 

El presidente de la Sociedad Rural indicó que existe un problema "macroeconómico, de tipo de cambio, de emisión de moneda, inflación y presión tributaria" en muchos sectores que termina "repercutiendo en los precios". 

En ese contexto, marcó que el tipo de cambio "atrasado" termina por encarecer insumo básicos para los trabajos en el campo, sin ir más lejos la vacuna aftosa tiene un sólo proveedor que la cobra en conforme a sus costos de producción que están dolarizados. 

"Gran parte de los insumos están dolarizados, el productor ganadero no es formador de precios, si no que ofrece determinados productos que han requerido costos para su producción; lógicamente en el proceso de valor agregado el eslabón que más lo siente es el del consumo", explicó.

 

Cadena de valor

Para Repetto, es esencial "trabajar en la cadena de valor". "Nosotros veíamos con buenos ojos la cadena de Ganados y Carne donde el Gobierno se sentaba con todos los actores y acordaba cierta metodología de trabajo; y no con metodologías como esta  que afecta una relación con otros países que cuesta mucho construir", contrastó.

El ex ministro de Producción recordó que en el sector agrícola, "todos los insumos están dolarizados". Desde los agroquímicos a los fertilizantes, así como las semilla pero también el combustible, cuyo precio sube permanentemente, a lo que sumó la "presión tributaria".  

Señaló además que "cada actor de la cadena le pone sus costos". "El abastecedor que compra en un remate feria le agrega el costo de la adquisición en ese lugar, luego su logística de faena y cadena de frío genera nuevos costos; y una vez que llega a la carnicería, se le suma el costo de la luz, el del sueldo de los empleados, los impuestos; y esto termina repercutiendo", puntualizó. 

Pero además, remarcó que todo esto se da en un contexto en el que "el poder adquisitivo de la gente no da abasto". "Si no hay un acompañamiento en el tema de los salarios y el control de la inflación, no hay medida que alcance", sintetizó. 

En este contexto, el ex ministro de Producción descartó que el precio de la carne se dispare como consecuencia de "maniobras especulativas", a pesar de que el aumento supere ampliamente a la inflación. "Además de que el 80% se queda en el mercado interno, hay problemas de oferta por la época del año porque en la entrada del otoño/invierno la hacienda para faena disminuye y esto repercute; pero lo más importante es analizar toda la cadena y para eso eran importante las mesas que propiciaba el Gobierno", expuso. 

Repetto advirtió que medidas similares a la adoptada por la administración central "ya se han tomado y sólo generaron pérdidas de puestos de trabajo en frigoríficos de exportación y disminución del stock ganadero que, hasta ahora, se está recomponiendo".

Medida de fuerza

En relación a la medida de fuerza convocada por las patronales agrarias, Repetto apuntó que "habrá un cese total de comercialización de hacienda", y esto se plasma en la suspensión de los remates feria que hacen las firmas consignatarias, algunas con las Sociedades Rurales. 

A la vez, se analizarán las medidas a adoptar a partir del viernes 28 de mayo. "Sinceramente, deseo que entre todos encontremos la solución, esta es una oportunidad que tienen los gobernadores del Norte Grande, encabezados por Jorge Capitanich, para visibilizar el hecho de que estas medias afectan a las economías regionales", aseguró el titular de la Sociedad Rural.

En ese marco, subrayó que el conflicto "no es grato para ninguno de los actores". "Vemos un Ministerio de Agricultura y Ganadería totalmente ausente en la toma de decisiones, un subsecretario de Ganadería de la Nación que no sabemos quién es; esto también hay que decirlo porque cuando a uno le tocó estar del otro lado del mostrador daba la cara y ofrecía respuestas, acá uno pide diálogo y no pasa nada", remarcó. 

 

Agencia FOCO



COMPARTIR: