Miércoles 5 de Octubre de 2022

ACTUALIDAD

19 de septiembre de 2022

Modificar la dieta del ganado permitiría alimentar hasta 1.000 millones de personas

"Eso representa aproximadamente 1.000 millones de personas", explicó a la agencia AFP Vilma Sandstrom, principal autora del informe publicado en la revista Nature Food.

El cambio del régimen alimenticio de los animales en las granjas y los criaderos de peces permitiría alimentar hasta 1.000 millones de personas, señaló hoy un estudio realizado por investigadores finlandeses. El ganado y el pescado destinado al consumo humano se nutren de cereales, leguminosas (especies de plantas con semillas tipo legumbre) e incluso ciertos tipos de pescado que podrían ser utilizados para alimentar a los seres humanos, advirtió el estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Aalto de Finlandia.

En la investigación analizaron los datos de la producción agropecuaria mundial, así como de otras fuentes alternativas de alimento para los animales. Globalmente, el 49% del pienso utilizado en la piscicultura (criadero de peces), el 68% del que consumen las aves y el 38% en las explotaciones porcinas está compuesto de alimentos que podrían ser utilizados para alimentar humanos, indicó la agencia AFP. Y de los 6.000 millones de toneladas de pienso para animales, un 15% podría ser consumido directamente por humanos.

En términos de calorías, esa "reutilización" significaría un aumento de la oferta del 13%, y en términos de proteínas, un aumento del 15%. "Eso representa aproximadamente 1.000 millones de personas", explicó a la agencia AFP Vilma Sandstrom, principal autora del informe publicado en la revista Nature Food.

Según su equipo de investigadores, los animales y peces podrían satisfacerse con hojas, paja, azúcar de remolacha, semillas y restos no consumibles para los humanos, como huesos de animales. "Muchos de esos productos simplemente se pudren en los campos o son desechados", aseguró Sandstrom. Y añadió que no están inmediatamente disponibles para los animales, pero "representan un potencial".

La producción de carne representa el 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero y las granjas utilizan en la actualidad tres cuartas partes del consumo de agua en el planeta. Por su parte, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, advirtió en julio que la invasión rusa a Ucrania, que coincidió con la frágil situación de las cadenas alimentarias en todo el mundo tras la epidemia de coronavirus, podrían desencadenar "una crisis de hambruna sin precedentes".

 

COMPARTIR: